English
El contenido comienza aquí

Cada rostro dice una historia

Ve estas historias reales de infractores y sobrevivientes del manejo ebrio.

La historia de DWI de Andrés

Lo que comenzó con una fiesta entre amigos antes del partido de fútbol, terminó con Andrés en la cárcel por manejar ebrio. Su DWI le trajo vergüenza, culpa y más de $10,000 en multas y cuotas.

La historia de DWI de Guillermo

Una noche de diversión con los amigos se convirtió en una pesadilla para Guillermo. La decisión de tomar y manejar le hizo perder su relación, su trabajo, su licencia de conducir y le trajo una letanía de emociones y responsabilidades.

La historia de Analicia

Una visita a la iglesia el domingo se convirtió en tragedia cuando un conductor ebrio chocó contra la familia de Analicia. Su madre murió y Analicia terminó en el hospital por una semana. Ella apenas tenía 4 años.

La historia de Chilli

Xitclalli (Chilli) Vásquez iba camino a casa desde el centro comercial después de un corte de cabello y manicure. Quería lucir linda para su séptimo cumpleaños en tres días. Un conductor ebrio iba a exceso de velocidad por el carril equivocado y chocó de frente contra su auto. Las lesiones de Chilli fueron masivas, pero su vida es un milagro. Después de 105 días en el hospital, Chilli volvió a su casa con su familia a una nueva vida.