English
El contenido comienza aquí

Cada rostro cuenta una historia

Estas historias personales de acusados y sobrevivientes del manejo ebrio son un recordatorio crucial de la importancia de siempre usar transporte sobrio.

La historia DWI de Andres

Tomar y manejar no vale la pena. Un DWI puede costar hasta $17,000 en multas y cuotas, tiempo en la cárcel, y la pérdida de la licencia de conducir.

La historia DWI de Guillermo

Una noche de fiesta con amigos se convirtió en una pesadilla para Guillermo. La decisión que tomó de beber y conducir le costó su relación, su trabajo, su licencia de conducir y le provocó una letanía de emociones y responsabilidades. Todo esto porque conducía bajo los efectos del alcohol.

La historia de Analicia

Un viaje desde la iglesia dominical se volvió trágico cuando un conductor ebrio atropelló a la familia de Analicia, mató a su madre y puso a Analicia en el hospital durante una semana. Ella solo tenía 4 años.